El corredor y la dificultad de interpretar de forma correcta las señales que le envía su cuerpo (semana número 29)

Pausar cuando toca un entrenamiento es lo que más fastidia cuando estás en fase de preparamiento de una maratón. En ocasiones hay que saber hacerle caso a tu cuerpo.

    El hecho de tener un plan de entrenamiento me soluciona muchos problemas. Me saca de la duda principal de si debo o no salir a correr. Saltarse un entrenamiento es de lo más doloroso para un maratoniano que se toma el tema en serio. A pesar de la mala conciencia en muchos ocasiones es mejor pausar. La gran dificultad consiste en saber interpretar bien las señales que te envía tu cuerpo.

    No es fácil interpretar las señales de cansancio del cuerpo de forma adecuada (foto de Fotolia)

    No es fácil interpretar las señales de cansancio del cuerpo de forma adecuada (foto de Fotolia)

    ¿Hasta donde puedes exigirle a tu cuerpo durante un entrenamiento?

    Últimamente he estado leyendo mucho sobre el hecho que muchos corredores forzaban demasiado la maquina cuando el cuerpo no estaba en condiciones para asumir dicho esfuerzo. Hay muchos factores que influyen en el rendimiento durante el entrenamiento. En casos extremos incluso pueden afectar a la salud. Es de sentido común (aunque no todo el mundo lo aplique) que no se puede hacer una sesión de alta intensidad en Z4 y Z5 cuando tienes todavía molestias de una lesión. También se habla mucho de sensaciones. Cuando uno no siente que el cuerpo esté listo para asumir un entrenamiento, mejor no realizarlo.

    ¿Eso realmente es un buen consejo? Vayamos por partes. Si realmente sabes escuchar tu cuerpo puede que lo sea. Para un corredor principiante igual es la excusa perfecta para no dar el 100%. Es una línea muy delgada que en mi caso me complica en ocasiones estar centrado en el entrenamiento y salir más de mi zona de confort. ¿Esa pequeña molestia es una advertencia de mi cuerpo? ¿Realmente debería realizar ahora el último intervalo en Z5 o será mejor que me lo salté? Debo admitir que en 10 años todavía no he aprendido a interpretar bien las señales que me envía el cuerpo. Probablemente eso es el problema central que me causa esa inseguridad y me impida saber cuándo puedo forzar la máquina al 120% y cuando es mejor quitar el gas del acelerador.

    Así me fue el entrenamiento de la vigesimonovena semana

    62 kilómetros salieron esta semana. Por desgracia me falta el martes para tener la documentación completa. No recuerdo cómo me fue pero lo que se de manera definitiva es que me levanté ese día a las 6 de la mañana para hacer los 14 kilómetros marcados en mi plan… 🙂

    Plan de entrenamiento de la semana número 29

    Plan de entrenamiento de la semana número 29

    1. Catorce kilómetros con cambios (martes, mañana): por alguna razón he perdido los datos de este entrenamiento. Fue una sesión de madrugada por lo que estaba todavía medio dormido y no recuerdo gran cosa. Intentaré no culpar a mi mujer que ha utilizado mi Garmin Forerunner 910 XT el mismo día por la tarde… 😉

    2. Dieciséis kilómetros en Z3 (jueves, mañana): lo mío son las tardes como ya llevo contando hace tiempo. Me salieron tiempos de 4:04-4:19 min/km con una media total de 4:19 min/km (los primeros 2 kilómetros de calentamiento siempre fastidian la media global). Sigo sin ponerme la cinta por problemas de roce. Tengo pendiente probar un consejo que me dieron en un post (poner crema o vaselina en la zona afectada) y ver que tal me va. He tenido buenas sensaciones aunque es posible que lo últimos kilómetros haya salido de zona Z3 entrando ya en Z4.

    3. Veinticuatro kilómetros en Z3 (sábado): la semana pasada iba diciendo que me van los entrenos de veinte kilómetros. Para ser sincero a este le tenía un poco de miedo. Por una parte iba a correr con calor y humedad y por otra parte todavía tenía la sesión del miércoles en los huesos (cosa que era extraña dado el tiempo de pausa). Salió una media de 4:50 min/km con tiempos entre 4:37-5:00 min/km. El mismo entrenamiento por la tarde con menos calor probablemente hubiera salido en 5-10 segundos menos de media.

    4. Ocho kilómetros en ayunas en Z1 y Z2 (domingo): nunca he sufrido tanto en un entreno de 8 kilómetros. Probablemente tenga algo que ver la boda del día anterior y las 5 horas de sueño. Salieron 46:16 con una media de 5:45 min/km y cara de sufrimiento…

    Un plan de entrenamiento no es una cosa estática. Varía según los avances y la salud del corredor. Hay que planificar en cada preparación que habrá fases de lesiones que causarán una baja temporal. Si desde el principio tenemos claro que las pausas son inevitables, igual no toca menos la moral cuando llega el momento donde tenemos que quedarnos en casa un par de días en vez de ponernos las zapatillas de correr para entrenar…

      1. Hola Carlos

        Enhorabuena por tus tiempos, la verdad es que sabiendo el tiempo que alguien no profesional puede dedicarle, me parecen muy buenos.

        En cuanto al tema de la cinta del pulsómetro, lo mejor que puedes hacer es deshacerte de ella… Échale un ojo a la última prueba de dispositivo que he hecho en mi blog, la Mio LINK: http://www.correrunamaraton.com/mio-link-prueba/

        Para tu caso, creo que debe estar entre las próximas compras que hagas, sin ningún tipo de dudas.

        Reply

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Uso de cookies

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies